PDF Imprimir E-mail

 


DIMujer

 


¡Felíz Día de la Mujer Trabajadora!

En este Día Internacional de la Mujer Trabajadora institucionalizado por Naciones Unidas y donde se conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad de oportunidades que el hombre, me ha sido imposible no aceptar la proposición de ITSMF para compartir con todos vosotros una reflexión en alto sobre la diversidad e igualdad de género de todos los profesionales, hombres y mujeres, que formamos parte de la Asociación y que trabajamos en este emocionante sector de la tecnología.

¿Por qué hay tan pocas mujeres trabajando en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas?, ¿se trata de una cuestión de estereotipos?, ¿nos sentimos las mujeres diferentes al estar inmersas en un grupo de hombres?.

Durante mi trayectoria profesional, comencé en el año 2.000, con lo que han transcurrido 19 años, he tenido la gran suerte de trabajar con hombres y mujeres increíbles, aunque es cierto que no hace tanto tiempo atrás, quizás 7 años, convivía sentada con hombres, chico-chica-chico-chico-chico-chico. La proporción de hombres respecto a mujeres era realmente desequilibrada, aunque ahora puedo afirmar que la posición de la mujer ha cambiado vertiginosamente y muy positivamente. La mujer ha alcanzado o está alcanzando, el proceso es aún lento, aunque firme, posiciones muy relevantes en las empresas y en la sociedad, solo hay que ver el reflejo de mujeres jóvenes muy preparadas empoderadas en la política.

En nuestro sector tecnológico, es indiscutible, la disparidad de número entre hombres y mujeres, aunque creo deberíamos ir a un problema histórico cultural. En la escuela primaria, no hay una diferencia tan considerable entre el desempeño de tareas entre niñas y niños en las asignaturas de matemáticas y ciencias, aunque es a partir de la ESO cuando realmente comienzan a variar las cifras y las mujeres abandonan las asignaturas de ciencias. Tal vez sea resultado de que hombres y mujeres somos por naturaleza diferentes y no nos gustan las mismas cosas. Personalmente, me encanta practicar pilates y yoga, aunque no renuncio a ver un buen partido de fútbol. Estos son mis gustos, lo que no me sirve tampoco de base para compararme con el resto de mis compañeras, amigas y crear estereotipos. Hombres y mujeres somos diferentes y cada persona es única e irrepetible.

Los CIOs junto a los CEOs, como parte de sus responsabilidades de liderazgo, cultura y personas, deben garantizar programas de diversidad e inclusión que ofrezcan el éxito empresarial. Si miramos a nuestro alrededor y todos nos parecemos entre sí, entonces existe un problema de diversidad. Tenemos que tener la voluntad de reconocerlo y abordar el déficit de diversidad a partir de examinar temas como la equidad de remuneración y/o deficiencias de los equipos.

Todos los Departamentos debemos ya trabajar junto a Recursos Humanos para crear un Plan que evite que la organización de TI actúe de manera aislada. Considero que la clave está en la persona, con independencia del sexo y condición y que hay que trabajar en apostar colectivamente por acciones que implementen estrategias que creen una cultura de diversidad e inclusión, donde las empresas y todos los colaboradores apoyemos la igualdad en el desempeño de roles, con independencia del género, procedencia y sexo y defendamos la diversidad y el talento.

Considero que, para sentirse con éxito, es muy importante dejar de compararnos con los demás. Inspirémonos y hablemos de nuestros compañeros, mujeres y hombres superestrellas a nivel personal y profesional y que ofrecen cada día lo mejor de ellos, con experiencias y conocimientos inolvidables. Seamos prácticos e intentemos ser cada día mejores personas, mejores managers y mejores técnicos. Rodeémonos de personas que nos hagan querer ser mejor de lo que hoy somos. Personas, mujeres y hombres, que aporten ganas de levantarnos cada día y realizar nuestro trabajo con pasión.

Inspirémonos en el éxito de nuestros compañeros y muy importante, no dejemos de aprender y compartir lo que sabemos con los demás.

Estamos ya lejos de extremos, rehuyamos de ideas que nos separen y apostemos por acciones que nos unan. Las mujeres hemos recorrido un largo camino y nos tenemos que sentir muy orgullosas y felicitarnos de todo lo que hemos conseguido a partir del trabajo y esfuerzo de todos nuestros antepasados referentes femeninos y a partir de ahora, todos, hombres y mujeres, debemos abanderar un Plan de Igualdad. En la actitud de todos, está la clave para que cada vez seamos muchas más mujeres en puestos relevantes, más importantes y más influyentes.

¡Feliz Día de la Mujer Trabajadora!

 

 Susana Gilabert, Directora Marketing & Comunicación Grupo Econocom.

 
  


Foto Susana Logo ITSMF

Por Susana Gilabert

 

 

 

Última actualización el Miércoles, 06 de Marzo de 2019 19:16